Perturbación Psicodélica

Ella

Entro en el salón, en el cual ella se encuentra, sentada sobre un taburete negro, esperando con una apariencia de curiosidad lo que sucederá. Yo le dije que tenía algo importante que darle, que había encontrado. Un libro, ella se ha de imaginar, una más de esas cosas, escritas por terceros metiches e irrelevantes, a las cuales dedica mucho de su tiempo. Ella no sabe que no es libro, pero yo no quise decirle qué era, pues creí que solo esperando más de esos objetos cotideanos ella se acercaría tanto hasta el salón, y esperaría ahí hasta recibir algo.

Sigue leyendo Perturbación Psicodélica

Carta a Amor

Amor:

Algo quema mi garganta, es el mal otra vez, el mal que me ataca cada vez que alguna cosa me llega a debilitar. No han sido pocos los días de mi vida, los días de mareados estados presincopáticos. En esos momentos, solo hay dos cosas que logran elevar mis ánimos y eliminar mi sufrimiento; estas son la medicina y el amor. Pero la medicina tarda algunos horas en hacer efecto, mientras que el amor solo unos milisegundos; sin embargo, el efecto de la medicina es más duradero, mientras que el del amor se esfuma tan pronto me aleje de aquel a quien yo ame.

Sigue leyendo Carta a Amor

Bar Imaginario

Epístola enviada a Vanessa el 8 de julio de 2010, presentada aquí tal como fue escrita originalmente.

Vanessa:

El día ha sido un simple día. Ayer dos o más personas me reclamaban simultáneamente mi inmadurez, mi tonta concepción de la vida, mi insistencia en no querer estar solitario. Aparentemente ellos «aprendieron» a apreciar la vida que tienen, se liberaron y estuvieron felices con su vida; tuvieran novias o no, tuvieran amigos o no, tuvieran familia o no.

Sigue leyendo Bar Imaginario