El pollero pícaro 1

El negocio del pollo

5 de la madrugada, te despierta el canto del gallo, el canto electrónico que suena cada mañana para sacarte del maravilloso mundo de los sueños y traerte de vuelta a este, el mundo del trabajo, el de sentir cansancio por horas, para después divertirse por unas pocas más, y luego caer rendido en la cama, hasta que cante de nuevo el gallito digital, y se repita el ciclo.

Por tu boca se desliza tu desayuno, tan velozmente que no logras saborearlo, sabes que si no te apuras no llegarás a tiempo a la central de abastos de la ciudad, los otros polleros acapararán la mejor mercancía y quedarán solo los pollos de abajo, los aplastados, los feos, los difíciles de vender.

Sigue leyendo El pollero pícaro 1