Mi absurdo deseo: Sereno querer

Mi absurdo querer deseo: Sereno deseo querer

Quiero no mentir
y deseo no mentir.

Quiero dos zafiros cuasi verdes,
nieve pura rodeada de rizos;
viento y eco, cantos y gritos,
et alba miel cariñosamente dulce.

Mas tengo frío,
tócote y congélome.
Deseo abrigo…
o nieve tibia.

Quiero robarte,
tocarte y no congelarme.
Deseo no acercármete
y nunca enfriarme.

Quiero más gemas, montes de gemas,
rizos rojizos y nieve uniforme,
zafiros cianes sobre una manta de seda.

Quiero más gemas
mas no cualquier gema.
Deseo nieve tibia
pero Dios no la inventa.

Quiero un claro cian rizado;
pero solo tengo un ópalo cuasi arcoíris,
sin verde, sin rizos.

Deseo una gema arcoíris…
pero solo te quiero.

Deseo no me estorbes maldito montaña
et pueda admirar el empíreo de estelas.

Quiero más montes,
minar rubís y zafiros;
pero solo tengo el ponto plano
y la infinidad de coloridos astros.

Deseo nadar profundo entre peces luminiscentes,
y flotar muy alto
a través de los cielos y de los ópalos intangibles.

Quiero mirarte y maravillarme…
fascinarme por tu inmensidad ficticia.
Deseo escalarte y hacia el cielo acercarme.

No tengo montañas, ni nieve, ni ultralitas;
solo estelas fulgorosas y esponjosas nubecitas.

Quiero mirarte brillando pero no puedo.
Quiero mirar otras montañas así,
pues me recuerdan a ti.

Deseo no ser tan absurdo
y quitarme este yugo,
alejarme del sólido
y fluir en los fluidos.

Deseo que os rompáis,
os erosionéis y os derrumbéis.
Quiero picaros, minaros, trillaros,
que me abracéis y me améis.

Pero no veo las montañas,
ni siquiera están cerca.
Tampoco veo estrellas ni ópalos intangibles.

Quiero miraros,
aunque mucho desee que poco me importe mirar.

Quiero quereros ¡Maldita espiral!
Que irónicamente es lo más profundo en vos.

Deseo no quereros,
ni siquiera miraros;
ya que puedo nadar en lo plano
y ser la única onda del mar.

Quiero fornicarte y fornicaros.
Deseo amar… y quererlo.

Deseo no querer lo que quiero,
deseo querer lo que deseo.
Deseo saber que sí puedo.
Quiero hacer lo que deseo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *